niños-talentos-hipnosito

Tipos de talento en niños

Todos los niños tienen talentos, es decir, inteligencias, capacidades y aptitudes, que los hacen seres únicos y especiales, para desempeñarse en diferentes áreas y disciplinas.

Los padres y los maestros son los responsables de ayudar a los niños a descubrir y desarrollar sus talentos para que los pequeños puedan desplegar todo su potencial.

Te preguntarás qué deberías hacer y qué deberías esperar del sistema escolar y de los docentes para asegurar que los talentos de tu hijo no permanezcan ocultos.

En suma, para lograr que tu hijo pueda identificar y explotar sus talentos a temprana edad y enrumbarse por un camino de menos frustraciones, más motivaciones y más felicidad.

Tanto en casa como en la escuela, se debería trabajar para:

 

  • Estimular de manera constante la creatividad del niño, así como el desarrollo de todos sus sentidos y habilidades motoras.
  • Evitar encasillar al niño en una sola actividad o área, sin permitirle que por sí mismo explore aquellas que más le atraen.
  • Tratar de no poner límites a la curiosidad del niño, y observar con apertura de mente y humildad lo que proponen y lo que saben hacer.
  • Incentivar la diversidad de actividades a realizar, yendo más allá de las que suelen hacer en la familia y la escuela.
  • El maestro debería intentar ser flexible con el plan de estudios, de acuerdo con las habilidades y aptitudes de los niños que tiene a su cargo.

Observar e identificar los talentos

 

Desde pequeños los niños suelen manifestar su interés por realizar determinadas actividades, y demostrar mayor facilidad y habilidad para algunas disciplinas. Presta atención, observa, porque es un indicio de los talentos de tu hijo.

Pero, en la tarea de observar, trata de ser objetiva. Es fácil que caigas en la tentación de encauzar a tu hijo hacia el área de tu propio interés, o la que ha sido tradición en la familia, aunque te estés dando cuenta de que no tiene talento para ello. Recuerda, no eres tú, ni el padre, ni los abuelos, es tu hijo, un ser único y extraordinario con su propia personalidad y talentos.

Tampoco te apresures a clasificar a tu hijo en un determinado talento, y siempre ten en cuenta que puede tener tantas destrezas para un área como para otra. Tu hijo puede tener varios talentos, y estás allí para acompañarlo en el proceso de identificarlos y hacerlos evolucionar junto con tu niño.

¿Qué tipos de talento pueden aflorar en tu hijo?

  •         Artísticos
  •         Científicos
  •         Deportivos
  •         Lingüísticos
  •         Manuales
  •         Intelectuales
  •         Comunicativos

La observación para identificar los talentos de tu hijo, incluye:

  • Prestar atención al rendimiento escolar del niño, cuáles son las asignaturas de su preferencia y en cuáles se desempeña mejor.
  • Fijarte, cuando juegue o trabaje en equipo con otros niños, cuáles habilidades y aptitudes destacan en tu hijo
  • Observar cuáles tareas en la casa, en la escuela y durante el tiempo de juego, realiza con más facilidad aunque nunca las haya hecho o las haya hecho poco.
  •  Estar atenta a lo que más disfruta y apasiona a tu hijo.

Estimular los talentos de tu hijo

 

Considera que en ocasiones un niño puede tener talento natural en un área y no sentir inclinación por ella y, en cambio, sentir pasión por alguna actividad para la que no tiene un talento innato.

Si es el caso de tu hijo, no debes forzarlo a hacer lo que no le gusta, aunque haya demostrado la capacidad para realizarlo. Una persona puede llegar a desarrollar un talento con motivación, trabajo, perseverancia y pasión, aunque sus condiciones innatas no sean las mejores.

Sobre todo, si ves que tu hijo es feliz, que disfruta y está satisfecho, que está lejos de sentir frustraciones y enojos, permítele que se acerque y desarrolle el área que desee, aunque pienses que tiene más talento para otra.

Una vez identificados los talentos de tu hijo, para estimular su desarrollo, puedes seguir los siguientes consejos.

 

  • Según sea su talento, por ejemplo, inscríbelo en clases de música o cocina, en la escuela de fútbol o danza, o en un club de ciencias o lectura. La idea es que obtenga las herramientas y la disciplina necesarias para desarrollar su talento.
  • Valora su esfuerzo, dedicación y los logros que vaya obteniendo en el desarrollo de su talento, y acompáñalo y escúchalo cuando las cosas no salgan tan bien.
  • Está atenta a sus reacciones, si se siente incómodo o cansado, si ya no quiere ir a las clases o practicar su talento. Evita forzarlo y presionarlo, intenta comunicarte con tu hijo para saber qué está pasando y tratar de encontrar una solución.
  •  Evita presionar a tu hijo por su talento, no pretendas que sea el mejor ni lo satures con tareas y prácticas para que desarrolle su talento. El niño terminará por hastiarse.
  • Intenta respetar su ritmo de aprendizaje y desarrollo de capacidades y habilidades.
  • Las comparaciones son antipáticas. No compares a tu hijo con otros niños, la evolución de su talento será única, no se puede comparar con la de otros.

 

Inteligencias múltiples

 

Howard Gardner, psicólogo y profesor de la Universidad de Harvard, definió el concepto de inteligencias múltiples en el libro “Frames of mind” (1983).

Las inteligencias son los talentos, las habilidades y las fortalezas con las que cuenta tu hijo para resolver problemas. Están directamente relacionadas con la forma cómo se aproxima al aprendizaje y cómo desarrolla sus capacidades.

Conociéndolas, propiciando el ambiente necesario para su descubrimiento y desarrollo, puedes lograr que se exprese todo el potencial de talentos de tu hijo.

Los ocho tipos de inteligencia definidos por Gardner, son:

  •         Lingüística
  •         Lógico-matemática
  •         Visual-espacial
  •         Musicalhip
  •         Corporal-cinestésica
  •         Naturalista
  •         Interpersonal
  •         Intrapersonal

Según esta teoría, todos contamos con las ocho inteligencias, pero no todo el mundo las desarrolla de la misma manera, en algunas personas destacan unas inteligencias más que otras. En este sentido, no necesariamente quien obtiene el mejor rendimiento académico debe ser considerada una persona más inteligente que otra no tan destacada en este aspecto, pero que probablemente sobresalga en otra área.

 

Comparte...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email